Los pobres me pedían que les hablara de Cristo

Entrevista en la radio COPE a Kiko Argüello, por la publicación del Libro que ha escrito

http://www.youtube.com/watch?v=jI9AK-NiIbc&feature=share

El pasado martes se puso a la venta “El Kerigma, en las chabolas con los pobres” (BuenasLetras), el primer libro del iniciador del Camino Neocatecumenal, Kiko Argüello, donde relata cómo tras una profunda crisis existencial, se produce en él una fuerte conversión que le lleva a dedicar toda su vida a Cristo y a la Iglesia. Sobre su nuevo libro ha hablado en “El Espejo” de la Cadena COPE, en una entrevista realizada por José Luis Restán.

“Para mí, explica Kiko Argüello, una de las etapas más importantes de mi vida es el encuentro con el sufrimiento de los inocentes, fue fundamental”. Así, relató cómo llegó a “un barrio terrible” y se quedó “horrorizado” con las carencias y necesidades de tanta gente pero, prosiguió, “ahí me dí cuenta de que había una presencia de Jesucristo muy grande. Me tocó tan profundamente que ya no podía vivir normalmente en el mundo. No me interesaba ya la pintura ni nada sino estar a los pies de Cristo Crucificado en adoración”.

Kiko Argüello explicó que se marchó a vivir a una barraca y, en seguida, “me pidieron que les hablara de Cristo”. En este sentido, se preguntó: “¿Cómo predicaban los Apóstoles?”. Y respondió que “la Iglesia anuncia un hecho. Y Dios nos ha ido ayudando a predicar una síntesis teológico-catequética verdadera que sirva para gente pobre, que son las catequesis que tiene el Camino Neocatecumenal en todas las Parroquias”.

En cuanto a las tres dimensiones que marcan el Camino: Palabra, Liturgia y Comunidad, comentó que “los cristianos necesitamos escuchar, por lo menos, una vez a la semana la Palabra de Dios,que ilumina mis pasos. Entonces, enseñamos a los hermanos que tienen que aprender a poner la historia a la luz de la Palabra. Dios nos habla en la Palabra y lo sella con un sacramento: la Eucaristía, que alimenta nuestra vida inmortal con su vida de resucitado que está a la derecha del Padre. Sin ella, no se puede vivir cristianamente”. Y afirmó que “el cristianismo tiene un imperativo: amáos. Por eso, decimos que hay que vivir la fe en una comunidad cristiana”.

También habló de la nueva evangelización y de cómo el Camino Neocatecumenal está contribuyendo a ella y manifestó que es muy importante la celebración del día 30 sobre la familia. “Estamos andando hacia lo que está pasando en Suecia, donde todo el mundo vive solo”. Y es que, como dice el Papa, “hay que volver al primer modelo apostólico”. Por eso, en Suecia, los jóvenes del Camino invitan a las Iglesias a sus amigos y éstos a sus familias, y allí se juntan todos a rezar y a escuchar la Palabra.

DEJA UNA RESPUESTA

9 + dieciseis =