Pastoral de Matrimonios

La alianza matrimonial entre bautizados es sacramento (canon 1055,1), y como tal debe haber una conveniente preparación previa de los que van a participar como ministros del mismo.

 

En nuestra Parroquia hay un equipo de catequistas que preparan y realizan las Catequesis de pastoral matrimonial, también llamados cursillos pre-matrimoniales, para la preparación de los novios al sacramento.  La catequesis matrimonial, como elemento de evangelización, ante todo debe dar una adecuada enseñanza acerca de los fines del matrimonio, las propiedades esenciales, la alianza matrimonial como comunidad de vida y amor, conforme a las enseñanzas del magisterio de la Iglesia. La preparación catequética de los novios se realizará en varios encuentros, entre  los que hay una celebración penitencial.

 

La alianza matrimonial es el compromiso irrevocable entre un hombre y una mujer de constituir una comunidad de vida y amor en la cual los cónyuges procuran su mutua santificación. El matrimonio se constituye por el consentimiento legítimamente manifestado entre personas jurídicamente hábiles, consentimiento que ningún poder humano puede suplir (canon 1057,1). Por su propia naturaleza el matrimonio está ordenado al bien de los cónyuges y a la generación y educación de los hijos (canon 1055,1). Entre bautizados no puede haber contrato matrimonial válido que no sea por eso mismo sacramento (canon 1055, 2). Las propiedades esenciales del matrimonio son la unidad y la indisolubilidad (canon 1056).

 

Los pastores están obligados a procurar que se mantenga el espíritu cristiano del matrimonio (canon 1063):

 

-mediante la predicación y la catequesis a los adultos y jóvenes

-por la preparación personal de los novios

-por una fructuosa celebración litúrgica del matrimonio

 

Los novios han de inscribirse para su futuro matrimonio por lo menos con 3 meses de anticipación en la parroquia que les corresponda. Antes de que se celebre un matrimonio debe constar que nada se opone a su celebración lícita y válida (canon 1066) mediante la investigación diligente conforme al instrumento del Expediente o Informe matrimonial.  La investigación previa de la Información matrimonial es responsabilidad propia y específica del párroco competente, y se desarrollará únicamente de acuerdo al formulario aprobado en la Diócesis. Para tener certeza del estado de soltería de los novios deberá, pedirse siempre certificado de bautismo. Los declarantes acerca del estado de soltería de los novios no son los ‘testigos’ del matrimonio. Los testigos propiamente tales del matrimonio atestiguan la celebración del contrato matrimonial.

DEJA UNA RESPUESTA

cuatro × 4 =