Lectio Divina Lc. 15,11-32

LECTIO DIVINA EN LA PARRÒQUIA (15) – PARRÒQUIA SANTA JOAQUIMA DE VEDRUNA. CARMELITES

            (Evangeli del Diumenge IV de Quaresma cicle/c)

 

1)      Invocació a l’Esperit Sant:

VEN ESPÍRITU DE DIOS

SOBRE MI.

ME ABRO A TU PRESENCIA.

CAMBIARÁS MI CORAZÓN. (2)

Toca mi debilidad,

Toma tdo lo que soy,

Pongo mi vida en tus manos

y mi fe.

Poco a poco llegarás

A inundarme de tu luz,

Tu cambiarás mi pasado, cantaré.

2) Lc 15, 11-32: “Jesús dijo esta paràbola a los fariseos y a los escribas: “Un hombre tenia dos hijos; el menor de ellos dijo a su padre: “Padre, dame la parte que me toca de la fortuna”. El Padre les repartió los bienes. No muchos días después, el hijo menor, juntando todo lo suyo, emigró a un país lejano, y allí derrochó su fortuna viviendo perdidamene. Cuando lo había gastado todo, vino por aquella tierra un hambre terrible, y empezó él a pasar necesidad. Fué entonces y tanto le insistió a un habitante de aquel país que lo mandó a sus campos a guardar cerdos. L e entraban ganas de saciarse de las algarrobas que comían los cerdos: y nadie le daba de comer. Recapacitando entonces, se dijo: “Cuantos jornaleros de mi padre tienen abundancia de pan, mientras yo aquí me muero de hambre. Me pondré en camino a donde está mi padre, y le diré: Padre,  he pecado contra el cielo y contra tí: ya no merezco llamarme hijo tuyo: trátame como a uno de tus jornaleros”. Se puso en camino a donde estaba su padre: cuando todavía estaba lejos, su padre lo vió y se conmovió : y, echando a correr, se le echó al cuello y se puso a besarlo. Su hijo le dijo: Padre, he pecado contra el cielo y contra ti: ya no merezco llamarme hijo tuyo. Pero el padre dijo a sus criados: Sacad enseguida el mejor traje y vestidlo: ponedle un anillo en la mano y sandalias en los pies: traed el ternero cebado y matadlo: celebremos un banquete, porque  este hijo mio estaba muerto y ha revivido: estaba perdido, y lo hemos encontrado. Y empezaron el banquete. Su hijo mayor estaba en el campo. Cuando al volver se acercaba a la casa oyó la música y el baile, y, llamando a uno de los mozos, le preguntó que pasaba. Este le contestó: ha vuelto tu hermano: y tu padre ha matado el cordero cebado, porque lo ha recobrado con salud”. El se indignó y se negaba a entrar: pero su padre salió e intentaba persuadirlo. Y el replicó a su padre: Mira: en tantos años como te sirvo, sin desobedecer nunca una orden tuya, a mí nunca me has dado un cabrito para tener un banquete con mis amigos: y cuando ha venido ese hijo tuyo que se ha comido tus bienes con malas mujeres, le matas el ternero cebado. El  padre le dijo: Hijo tu siempre estás conmigo y todo lo mío es tuyo: deberías alegarte, porque este hermano tuyo estaba muerto y ha rebibido: estaba perdido y lo hemos encontrado”.

           

3) Ara veiem que diu el text, situant-lo en el seu context, primer la nota al passatge de Lluc i a continuació els textos corresponents:

3a) Nota explicativa del text: La llei jueva preveia que el fill més jove rebria un terç de la fortuna del seu pare (Dt 21, 15-17). I tot que la divisió de les propietats del pare podia fer-se en vida, els fills no accedien a l’herència fins desprès de la mort del pare (Sir 33, 20-24). Coneixent aquestes dades, l’immensa bondat de Déu, representat amb el pare de la paràbola , està ja insinuada des de el començament del relat. Aquesta paràbola en efecte, ens mostra la bondat del pare, que oblida tot el que el fill pròdig va fer contra Ell. No obstant la seva gran generositat, aquesta no es compresa pel fill gran, el qual amb una actitud semblant a la dels fariseus i mestres de la llei, es nega a participar en la festa i omple de retrets al seu pare. La resposta del pare, que no entén de greuges comparatius, si no de perdó i amor desinteressat, torna a insistir en l’alegria per haver trobat el que estava perdut (Llc 15, 1-7.8-10).

 

 3b) Paaral·lels del text que meditem:

 Jr 3,12-14: “Vé y proclama estas palabras hacia el norte: Vuelve Israel, apóstata, Oráculo del Señor. No te pondré mala cara, porque soy compasivo. Oráculo del Señor. Mi enfado no dura para siempre. Basta con que reconozcas tu maldad: que te has rebelado contra el Señor tu Dios y has buscado afanosamente a extraños, entregandote a ellos bajo cualquier árbol frondoso, y no has escuchado mi voz, oràculo del Señor”.

  Jr 31, 20: “Efraín es para mi un hijo querido, un niño predilecto, pues   cada vez que lo amenazo vuelvo a pensar en él: mis entrañas se conmueven, y me lleno de ternura hacia él. Oráculo del Señor.

 Is 49, 14-16: “Sión decía: Me ha abandonado Dios, el Señor me ha  olvidado. ¿Acaso olvida una mujer a su hijo, y no se apiada del fruto de sus entrañas? Pués aunque ella se olvide, yo no te olvidaré. Fijate en mis manos: te llevo tatuada en mis palmas, tengo siempre presentes tus murallas.”

4) Ara anem a veure que ens diu personalment o social, el fragment que hem llegit avui. És el moment de fer uns cinc minuts de silenci. Al final d’aquests, el que vulgui pot dir allò que li ha dit la paraula. (Català ó castellà). (Si fas la lectio, sòl, la teva contestació es directa des de la pregària a Déu).

5)  A continuació bé la resposta al que ens ha dit la paraula, amb la pregària:

5a) També qui vulgui, pot fer la seva pregària espontània, des   de el que li ha suggerit la lectura o qualsevol intenció que tingueu.

5b) En acabar les pregàries espontànies com a cloenda, podem fer el Salm 33, 1-15

6)  Contemplació.

6a) Ara dedicarem 2 ó 3 minuts a contemplar allò que el Senyor més se’ns ha deixat sentir, una paraula, sentiment, una imatge, algun tresor espiritual d’un altre moment en la nostra vida, que el Senyor també se’ns ha deixat sentir, recordar aquest moment i reviure, evocar aquesta presència de Déu en el nostre interior.

6b) Acabem aquesta contemplació amb la oració del Pare Nostre: “Pare Nostre….”

6c) Recordem una paraula, una frase que podem memoritzar de l’Evangeli que hem llegit i que ens servirà per fer present de nou a Déu un cop acabada aquesta lectio i que ens ajudarà a seguir  pregant en el dia a dia.

7)  Benedicció.

8)  Flor del Carme: Flor del Carme, cep del raïm diví,/ llum celeste i verge amb fruital sí/ meravella.      / Mare tendra intacta de baró,/ als fills vostres doneu protecció,/ bella estrella.       / Mare dolça Senyora del Carmel,/ vostre poble ompliu del goig que al cel fruïu ara.       / Sou la porta, la clau del paradís:/ Conduïu-nos on vos regneu feliç/ nostra Mare:/ Amén

                                     

 

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

2 × tres =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.