Los laicos, fundamentales en la nueva evangelización

El predicador del Papa afirma que los laicos evangelizan “allí donde no llegan los sacerdotes”

ANALISIS DIGITAL

Sun, 25 Dec 2011

El predicador del Papa, el padre Raniero Cantalamessa ha destacado que los laicos son los “protagonistas de la evangelización” en el mundo “secularizado” porque evangelizan “allí donde no llegan los sacerdotes”, durante su última meditación de Adviento pronunciada a Benedicto XVI y a la familia pontificia en la Capilla ‘Redemptoris Mater’ del Vaticano.

El religioso capuchino ha señalado en su predicación, recogida por la radio vaticana, que un laico que ha “acogido el Evangelio” y que vive “junto a otros” puede “contagiar” a los demás y desarrollar “un papel decisivo en la difusión del Evangelio”.

Así, el padre Cantalamessa ha declarado que “si se quiere reevangelizar el mundo descristianizado” es necesario dar “protagonismo” a los laicos, ya que “la riqueza inmensa de la doctrina y de las instituciones puede ser un obstáculo” si los miembros de la Iglesia “se presentan con ella al hombre que ha perdido todo contacto con la Iglesia y no sabe ya quién es Jesús”.

En este sentido, el predicador de la Casa Pontificia ha subrayado que es necesario “ayudar al hombre moderno a establecer una relación con Jesús” y ha recordado que “no se acepta a Jesús con la palabra de la Iglesia” sino que “se acepta a la Iglesia con la palabra de Jesús”.

Además, el padre Cantalamessa ha recordado que los laicos “ayudan al apostolado de la jerarquía” no como “simples colaboradores” sino como “portadores de carismas” que son “necesarios para la renovación de la Iglesia”. Según ha explicado el predicador del Papa, los movimientos eclesiales son “providenciales” para recuperar “las ovejas perdidas”.

Finalmente, el religioso ha recordado que en el mundo secularizado se intenta sustituir el carisma cristiano con otras manifestaciones “vacías” porque el hombre moderno “ha olvidado el grito pleno de contenido del cristianismo” y se encuentra “gritando en el vacío de la angustia existencial”.

DEJA UNA RESPUESTA

20 − quince =