Mantenimiento

La pastoral de mantenimiento y limpieza busca, como el mismo término indica, mantener en condiciones óptimas y adecuadas las instalaciones y estancias de la parroquia.

 

El templo, la Cripta, las salas… son espacios donde se da y desarrolla la fe, como un útero materno que gesta a los hijos de la Iglesia, y deben ser por tanto cuidados con esmero y dedicación, para la edificación del pueblo de Dios.

 

Con profunda intuición decía Dostoievski que ‘el mundo será salvado por la belleza’.

Sólo la belleza que es Cristo salva el mundo. Dicha belleza se hace presente en la Iglesia, que es su cuerpo, sobre todo a través de la comunidad cristiana. ‘¡Mirad cómo se aman!’, gritó el mundo pagano al ver las comunidades cristianas primitivas, en las que la belleza del amor crucificado fue la luz que convirtió al Imperio romano. Hoy hemos de devolver a la Iglesia esta belleza, que empieza por recuperar el decoro y la belleza de los espacios litúrgicos donde tienen lugar la celebración de los sagrados misterios.

 

San Buenaventura comenta: “Contemplaba en las cosas bellas al Bellísimo y siguiendo sus huellas impresas en las criaturas, seguía a todas partes al Amado” (Legenda Maior IX – Fonti Francescane)

 

Actualmente son más de una veintena los fieles que participan voluntaria y activamente en la misma. Si quieres participar y colaborar en la misma serás de gran ayuda.

One Response

DEJA UNA RESPUESTA

tres + 12 =